Comida deshidratada para mascotas, por qué se ha vuelto tan popular

Comida deshidratada para mascotasLa alimentación de las mascotas es un tema que cada vez preocupa más a los propietarios. Los veterinarios insisten en la importancia de la dieta como método preventivo de salud, que debe ir acompañado de un grado de actividad adaptado a su edad y nivel físico, descanso, afecto por parte de la familia y chequeos periódicos en la consulta.

Para muchas familias, las mascotas son un miembro de pleno derecho más en el núcleo familiar, y por ello se preocupan por ofrecerles los mejores cuidados posibles. En el apartado de alimentación, a pesar de que el pienso sigue siendo el formato más común, la comida deshidratada gana enteros. ¿Sabes qué es esto?

¿Qué es la comida deshidratada?

La comida deshidratada consiste en ofrecer a las mascotas, en este caso a los perros, una alimentación natural, de alto valor biológico y nutricional, y siempre conservando todas sus propiedades.

Sus ingredientes son carne, pescados, fruta, cereales y verdura de alta calidad. Es considerada por muchos como la alternativa a la dieta BARF, ya que conserva con esta características como la ausencia de conservantes, colorantes y subproductos o harinas animales.

Este último punto es lo que la hace totalmente diferente a los piensos, que sí incluyen componentes industriales. Con la comida deshidratada se aporta a los perros alimentos 100% aptos para el consumo humano y está elaborada en plantas que cumplen con todas las garantías para certificar que el proceso es totalmente correcto.

Naku es una marca pionera en este tipo de alimentación. Su catálogo de productos ofrece una gama muy completa con formulaciones que incorporan pollo de corral, cereales, fruta, pescado, patata, cerdo ibérico o huevo, entre otros ingredientes.

Todas las recetas que dan lugar a la comida deshidratada respetan las necesidades nutricionales de los perros. Y es que, aunque sean alimentos 100% consumibles por humanos, las necesidades nutricionales de un cánido no son las mismas que las de una persona.

¿Cómo se prepara la comida deshidratada para mascotas?

Una vez seleccionadas las recetas y cocinados los alimentos, las formulaciones experimentan un proceso de deshidratación. La diferencia principal entre la dieta BARF y la comida deshidratada es que la primera implica el uso de ingredientes de origen animal sin cocinar.

En cambio, en la comida deshidratada sí se cocinan estos ingredientes y posteriormente se les elimina el agua. El objetivo es prolongar la vida útil del alimento y evitar que pierda sus propiedades. Estos alimentos mantienen sus nutrientes hasta por 10 meses.

La forma de servir estos alimentos es en un plato con un poco de agua, para que recuperen su humedad natural. De este modo, además de ser una comida muy nutritiva, es muy fácil de preparar, no obliga a dedicar tanto tiempo como la dieta BARF o la comida casera.

¿Por qué muchas familias prefieren la comida deshidratada para sus perros?

El pienso, incluso cuando este es de buena calidad, es una alternativa que se está viendo desplazada por otras propuestas. No obstante, sigue siendo la fórmula de nutrición más común.

En el pienso se utilizan huesos, patas y otros restos de animales en lugar de carnes o pescados como tal. Por tanto, no siempre se está aportando proteínas y nutrientes de la máxima calidad. Hay piensos que tienen un contenido nutricional muy adecuado, pero es más fácil encontrar la excelencia en la comida deshidratada o la dieta BARF.

Por otra parte, el intestino de los perros no está preparado para el pienso, sino que la vía más natural es ingerir alimentos en su formato natural, que es el que se consigue con la comida deshidratada.

La elección de la dieta y el tipo de comida va a depender siempre de los propietarios de los perros. Esta hay que ajustarla a sus necesidades nutricionales y su salud. Tu perro puede estar completamente sano con cualquier tipo de alimentación, pero hay que vigilar que esta sea de calidad. Así tendrás la garantía de que el animal adquiere más defensas a nivel interno para protegerse frente a numerosas enfermedades.

A su vez, es aconsejable adaptar la nutrición a sus preferencias, pues también se introduce en la ecuación la comida húmeda, que es más deseable por las mascotas que el pienso, pero a menudo de menor calidad que la comida deshidratada.

Autor: Sara Dominguez Baeza

Artículos relacionados:

Join The Discussion