Perro agresivo: cómo educar a un perro agresivo con otros perros

Mi perro es agresivo con otros perros

Perro agresivoHace dos semanas, un lector me contactó a través del sitio para contarme los problemas que tenía con su perro. Me pidió consejo ante una situación insoportable y difícil de manejar: su perro era agresivo con otros perros.

Tan pronto como su perro veía a otro perro, se volvía incontrolable y tiraba con todas sus fuerzas para intentar pelear con él (su perro pesaba cuarenta kilos).

De vez en cuando, algunos perros pueden querer combatir con otros perros. Es el ejemplo de los perros machos que luchan entre sí al sentir la proximidad de una perra en celo.

Hay perros que luchan con ferocidad y sin razón aparente cuando se encuentran con otro animal. Estos perros son difíciles de manejar por sus dueños que tratan de evitar a otros animales. Este “aislamiento” sólo refuerza el comportamiento agresivo hacia el siguiente animal que se cruce en su camino.

Las causas de la agresividad del perro

Los conceptos de territorio y jerarquía son fundamentales en este trastorno del comportamiento.

Perros agresivos por no estar socializados

Estos perros nunca se cruzaron con otros perros cuando eran pequeños y sólo tuvieron la compañía de los hombres durante su infancia y adolescencia.

Es importante tener en cuenta que es imprescindible socializar al cachorro tan pronto como sea posible para evitar estas situaciones. Lo mejor es llevarle donde se encuentre con perros de cualquier tamaño.

El hecho de que tu perro se enoje al pasar cerca de otro perro, no está relacionado con el hecho de que sea un perro agresivo. Es sólo una reacción de miedo y ansiedad que desarrolla por su falta de experiencia con otros congéneres. Esta falta de experiencia le lleva a ladrar, gruñir para intimidar al otro perro y disuadir al que se aproxima.

Perros agresivos por la defensa del territorio

Un territorio en conflicto es el caso más común de pelea. El perro se apropia de un área que no es suya cuando, por ejemplo, sale a hacer sus necesidades.

El perro macho orinará en todas partes para marcar su territorio. Puede comenzar la pelea por esa actitud de territorialidad de tu mascota si se acerca otro perro para hacer lo mismo.

Perros agresivos debido a obstáculos

Los perros también luchan cuando algo les separa. Si se pone una valla en el medio de un patio para separar a dos perros, van a intentar luchar a través de la valla. Si se les quita, no se detendrán.

Aunque parezca extraño, es mejor no poner ningún obstáculo entre dos perros propensos a enfrentarse. Hay que dejar que ambos establezcan su jerarquía.

Perros agresivos para definir su jerarquía

La falta de priorización es, también, el origen de este tipo de comportamiento. El perro quiere defender a su amo o mostrar que él es el más fuerte. Lucha en su presencia “para él”.

Te puede interesar:  Perros agresivos: cómo identificarlos, qué hacer, soluciones

Perros agresivos por haber sido maltratados

Los perros maltratados por sus dueños tienden a ser tímidos o, a veces, agresivos. Puede tener una actitud violenta y agresiva el animal que es maltratado por su dueño.

Cómo socializar a tu perro adulto con otros perros

Se trata de un problema de socialización. Hay soluciones para socializar a tu perro adulto con otros perros.

Dependiendo de la gravedad del problema de comportamiento de tu perro, será necesario tu esfuerzo para que tu perro adulto se encuentre más cómodo cuando conozca a nuevos animales.

Es un tema complejo y hay perros con los que siempre habrá que tener cuidado. Pero, las cosas también pueden mejorar con tu inconmensurable paciencia y unas deliciosas golosinas.

Pensar en términos de bienestar

Los perros que al ver a otros perros cambian su comportamiento, son los que no han sido socializados correctamente.

Las razones son muchas y los propietarios de perros no tienen necesariamente “la culpa”.
Hay bastantes cachorros que no han vivido buenas experiencias con perros adultos. Hay perros adultos que casi nunca han estado en contacto con otros perros porque vivían en el campo, por ejemplo, antes de llegar a la ciudad.

También hay muchos perros que no están demasiado mal socializados en un primer momento, pero, al crecer, se convierten en menos sociables (es extremadamente común). Hay malas experiencias que algunos cachorros viven como un trauma, o miedos personales de los dueños del perro que evitan a otros perros.

En resumen, muchas son las causas que llevan a un perro a no ser amigable con otros perros. Pero, cualquiera que sea la historia de tu perro, deja a un lado el concepto de perro dominante o dominado.

Se tocan la nariz

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, es mejor no impedir a tu perro acercarse a otros perros. Socializar al perro adulto significa pasar por un periodo que pone a prueba su capacidad para hacerlo.
Puedes hacerlo si tu perro no es agresivo. De lo contrario, lo que necesitas es evaluar la distancia correcta para progresivamente ayudarle a sentirse más cómodo.

Te encontrarás con muchas personas que se nieguen a que sus perros digan “hola” a otro perro. Están en su derecho. Puedes disfrutar de la buena voluntad de los que no les importa.

Es importante que mantengas la calma. Mantén a tu perro cerca de ti si el otro es hostil y no te asustes (tratará, si puede, de acercarse a tu perro y a ti).

Si ha visto a un perro y no está tenso o excitado, dale golosinas para perros (es una buena manera de asociar el encuentro a una emoción agradable).

Ver a otros perros es maravilloso

Nada mejor que este momento para muchos perros.

Si tu perro ve a otro perro ante sí, presentará signos evidentes de excitación, ansiedad u hostilidad. Dale una golosina para crear la idea de que es simplemente genial ver a otro congénere y no tiene necesidad de estresarse.

  • No hay que esperar milagros después de una semana de tratamiento. Se necesitarán varias semanas con numerosos ensayos diarios.
  • Muéstrate paciente y tranquilo (esta actitud tendrá buen impacto en tu perro).
  • Si tu perro se niega a relacionarse, permanece cerca de él.
  • Colócate junto a tu perro por donde pasan, regularmente, otros perros.
  • Cuando un perro se acerque, acaricia a tu perro para que asocie el evento con una emoción agradable.
  • Si tu perro gruñe, desvía su atención para tratar de “minimizar” la emoción desagradable que siente.
  • Nunca grites.
  • Nunca tires con fuerza de la correa.
  • No hagas nada que pueda sugerir a tu perro que es desagradable conocer a otro perro.
Te puede interesar:  ¿Cómo ayudan las mascotas a prevenir el estrés?

Seleccionar a los amigos

Estate siempre alerta cuando estés en lugares muy concurridos y tu perro se muestre exuberante o estresado. Recuerda que vale la pena que tu perro sea sociable.

Estos son algunos consejos generales para la elección de sus compañeros:

  • Elige perros del mismo tamaño que el tuyo, o localiza perros que hagan que se sienta menos nervioso por su tamaño, tipo de cuerpo, etc.
  • Pregunta si es macho o hembra (los diferentes sexos congenian con más frecuencia, pero esto no sucede así en todos los perros).
  • Permanece cerca de tu perro para controlar su reacción y ahorrarte tener que tirar de la correa. Obligar al perro a olfatear a un compañero puede estimular malas reacciones.
  • Enseña a tu perro a no tirar de la correa.
  • Libera estrés durante la supervisión de tu perro.

Estate atento a los signos de mejora

No te desanimes. Verás mejoría si eres paciente y constante. Sé extremadamente cuidadoso y observa a tu perro.

Ejemplos:

  • Tu perro se relaja antes.
  • Tu perro comienza a no irritarse con todos los perros (sólo con unos pocos).
  • Necesitas poner un poco menos tensa la correa.
  • Etc.

Si no lo consigues necesitarás una ayuda personalizada para tu animal.

El obstáculo más común a la hora de socializar a tu perro adulto con otros perros, es ir demasiado rápido. Tu perro puede aprender lo contrario de lo que le estás enseñando. Acercarse a otros perros sigue siendo, a veces, una experiencia desagradable.

¿Cómo educar a un perro agresivo?

Mi perro es agresivoCualquier persona con un perro agresivo debe tomar la iniciativa y hacer valer su derecho de líder.

Podemos acostumbrar al perro agresivo a estar con sus semejantes. Para ello, debes organizar reuniones con otro perro que esté colocado lo suficientemente lejos para que no le pueda agredir. Contrólale con la correa y quédate junto a él hasta que se calme.

Recompénsale con una golosina cuando no muestre signos de nerviosismo. Tienes que repetir esta sesión de entrenamiento varios días y con diferentes perros para que, poco a poco, acepte su presencia sin mostrar ningún signo de agresión.

Algunos perros agresivos pueden tener sesiones de entrenamiento y convivencia con otros animales para fomentar la socialización.

Tienes que elegir una lección que le enseñe a obedecer con suavidad y sin presión. Y, por supuesto, debes tomar las medidas necesarias para que tu perro no ataque a personas ni animales (usa la correa y bozal).

Las peleas entre perros machos por las hembras

Se produce este comportamiento cuando las hembras están en celo. Muy a menudo, dos perros que vivían juntos en paz empiezan a discutir después de alcanzar la madurez sexual: estas luchas se utilizan para determinar cuál es el más fuerte.

Esta forma agresiva aparece en los machos de dos años, es decir, cuando alcanzan la madurez sexual. Las hembras compiten, sobre todo, cuando están en celo.

Cómo comportarse durante las peleas entre machos

Es muy importante asumir y controlar la situación durante las peleas entre machos.

Si las peleas son por deseo de apareamiento, será posible reducir la tensión castrando quirúrgicamente uno de los dos perros (el que parezca más propenso a la pelea). Considera la posibilidad de regalar a uno de los dos machos si las luchas continúan.

Es importante tener en cuenta que esta forma de agresión se conoce como “sociopatía”, es decir, una patología debido a factores sociales.

¿Qué hacer en caso de pelea entre perros?

No debes gritar cuando se desencadene la lucha.

Te puede interesar:  Cómo socializar a un perro o un cachorro

Evita situaciones de riesgo y controla la situación. Por ejemplo, tienes dos perros en casa que a menudo luchan y, para evitarlo, los separas. Algunas personas evitan el contacto entre los dos perros hasta que, en un descuido, se inicia la pelea.

La separación aumenta el riesgo de enfrentamientos. Cuando se juntan los animales hay que distraerles, jugar con ellos, llamarles…

¿Cómo hacer que mi perro no sea agresivo?

Que hacer con un perro agresivoTrata de encontrar a alguien que te ayude si tienes un perro al que no puedes controlar.

Sal con tu su perro y luego, durante el encuentro con el otro perro, manifiesta alegría. Si tu perro es hiperprotector estará feliz de verte así.

Puede que trate de llamar tu atención saltando sobre ti, tirando de la correa o corriendo detrás de ti.

Si gruñe a otro perro y se prepara para el ataque, acorta la conversación rápidamente pero no bruscamente y, siempre, con alegría. Tu perro no debe sentir que te vas por él.

Repite este ejercicio al día siguiente. Pasea junto a otra persona que lleve a su perro para que tu mascota entienda que la calle es para todo el mundo.

Siete consejos para detener una pelea de perros

Consejo 1

En primer lugar, mantén la calma para evitar errores. No hay necesidad de gritar en una pelea de perros (no te escuchan).

Algunos pueden dejar de luchar si gritas con rabia “STOP” y se asustan, pero esta técnica no suele ser eficaz. Sin embargo, nada impide que hagas el intento.

Consejo 2

Trata de no sentir miedo (los perros lo notan y es probable que agraves la situación). Ten confianza. Demuéstrale que eres el líder y que su comportamiento es inaceptable.

Consejo 3

No te metas en medio de la lucha tratando de separar a uno de los perros agarrándole por el cuello (es la manera más fácil de ser mordido). Algunos propietarios cometen el error de entrar en la refriega para separar físicamente a los perros. Tu compañero canino no notará la diferencia entre tu mano y el perro desconocido.

Consejo 4

No trates de agarrar al perro por la cola o los testículos. Lo ideal es que tires de ambas patas traseras. El principio exige que cada uno maneje a su propio compañero canino.

Consejo 5

Otro consejo para detener una pelea de perros es insertar tu dedo limpio en el ano del perro (este método puede sonar desagradable pero funciona).

Consejo 6

Echa una manta pesada encima de ambos perros si estás en casa. Sorprendidos por esta acción repentina puede que detengan la pelea.

Consejo 7

Llena un cubo de agua fría si estás en tu casa.  Asegúrate de no quedarte corto de agua.

Dejarán de luchar si tienes la oportunidad de tener un chorro de agua a mano.

[Total:1    Promedio:3/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *