Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Juegos para perros: cómo enseñar trucos a tu perro, como dar la pata

Juegos para perros

Cómo enseñar a un perro a dar la pata

Juegos para perros

Es importante que pases tiempo con tu perro. Puedes jugar con él y, también, enseñarle trucos que impresionarán a tus amigos. Los perros son aficionados a estos juegos y están ansiosos por aprender. Estos son los principales juegos que puedes enseñarle a tu perro.

Cómo enseñar a un perro a dar la pata

Muchos perros instintivamente ya dan la pata. Enseñar a tu perro a dar la pata es un juego que no requiere mucha energía. Sin embargo, le permitirá tener un mejor control de sus patas.

Se necesita un perro (obviamente) y una silla (o sofá). Acércate a tu perro con cuidado y pídele que te dé la pata. Para ello:

  • Pídele a tu perro que se siente.
  • Siéntate junto a él y dale unas palmaditas en el hombro del lado que deseas que te dé la pata.
  • Cuando levante la pata cógela en tu mano y dile “dar la pata”.

Ten especial cuidado en poner tu mano debajo de su pata y no por encima (el perro puede sentirse amenazado).

Perro y pelota: enseñarle a coger y devolver la pelota

EJuegos del perross natural que el perro corra detrás de la pelota que le tiran. Sobre todo, si estaba excitado ya antes de lanzarle la pelota.

El objetivo es enseñarle a buscar la pelota y traerla de vuelta. Algunos perros son mucho más rápidos que otros. Haz sesiones cortas si ves que tu perro se cansa y, especialmente, nunca te olvides de terminar dándole una recompensa para que tenga un buen recuerdo.

Cómo hacerlo (primera apertura para una distancia corta)

  • Se le llama “captura” al hecho de que el perro corra detrás de la pelota. Alábale y dale un regalo cuando tu perro atrape la pelota.
  • Dile “trae” tan pronto como recoja la pelota. Acudirá con entusiasmo.

Si trata de soltar la pelota, empújala con el pie y repite la palabra “captura”. Mantente cerca de él cuando la tenga en la boca (a uno o dos pasos). Luego, abre tus manos y dile “trae”. A continuación, coloca tu mano derecha en la pelota y tu mano izquierda sobre su nariz y dile “dame”. Alábale una vez que la acción haya sido realizada y recompénsale con una golosina. Repite los pasos hasta que puedas separarte de tu perro por lo menos dos metros.

Por último, cuando tu perro acuda de nuevo a ti, dile “siéntate”. Una vez sentado dile “dame“, mientras colocas la mano en su boca.

Ciertos perros prefieren mantener la pelota en su boca. Hazle unas caricias y pídele que te dé la pelota.

Consejo

Para evitar que tu perro se aleje, juega con él al final de un pasillo. Tu perro no tendrá otra alternativa que la de volver hacia ti.

Te puede interesar:  Cómo adiestrar a un perro a no ladrar cuando se toca la puerta

Para los perros que aman el agua

Puedes divertirse con tu perro tirándole objetos (preferiblemente flotantes) al agua teniendo cuidado de no hacer daño a los demás nadadores y respetando la fauna. Coger un juguete en el agua es un excelente juego para los perros viejos que a veces están un poco rígidos. Nadar beneficia sus articulaciones.

Seguridad

Comprueba que el objeto que lanzas es seguro para tu perro. Procura que no sea demasiado pequeño ni demasiado grande para que el choque no le haga daño.

Cómo enseñar trucos a tu perro: hacer el roscón

Hacer el roscón no es un ejercicio complicado. El perro tendrá éxito con un poco de práctica. Aprender a rodar puede ser incluido en un baile con el perro para sorprender e impresionar a los visitantes.

El perro hace el roscón

Enseñarle a echarse es necesario para el éxito de este juego. Una vez adquirido, tu perro se tumbará cuando se lo pidas.

  • Una vez que el perro esté tumbado, extiende el brazo para rascarle la barriga. El perro se echará felizmente para seguir con las caricias.
  • Mientras le frotas ligeramente el vientre, mantente por encima de la oreja del lado opuesto y gira lentamente alrededor de su cabeza. Dile al mismo tiempo “Roll”. Algunos perros lo comprenderán, pero a otros habrá que repetírselo varias veces. El objetivo es ayudarle para que se ponga en pie y dé una vuelta completa. Dale un premio cuando lo haya hecho.
  • Cuando tenga éxito pídele que se ponga en la posición “de pie” o “sentado”. Más tarde, cuando entienda el movimiento, lo hará cuando hagas el signo del círculo con el dedo.

Asegúrate de que el perro está bien

Atención, algunas razas de perros tienen dificultad para sentarse sobre las patas posteriores. En estas condiciones, si tu perro parece incómodo o muestra sufrimiento, no insistas y cambia de juego.

Presta atención a sus articulaciones durante el movimiento del roscón. No tires de las patas del perro para llevarle a la posición deseada. Utiliza una golosina o, si lo necesita, ayúdale sujetando los hombros del perro. Las articulaciones son mucho más frágiles de lo que uno podría pensar y más aún cuando se trata de un cachorro en desarrollo.

Trucos para un perro: cómo enseñar a un perro a hacerse el muerto

A los perros les encanta jugar con su amo y estarían dispuestos a hacer todo por ellos. El muerto es un ejemplo perfecto y le da la oportunidad de que deposite todo su peso sobre el suelo. Los perros son pequeños jugadores.

Objetivo del juego y qué requiere

El objetivo es enseñarle a echarse en el suelo y quedarse quieto cuando apuntes tu dedo hacia él. Acto seguido imita un disparo o un PAN. Este clásico juego sigue siendo impresionante y, también, entretiene a los niños que estarán encantados de ver y ayudar.

Para llevar a cabo este ejercicio, tu perro necesita conocer los comandos básicos de “sentarse” y “echarse”.

Hacerse el muerto

Puede que dé la impresión de ser un juego terriblemente complicado pero no lo es. Es, incluso, lo contrario porque si tu perro conoce los dos comandos básicos, enseñarle a hacerse el muerto es fácil. Con el tiempo, tu perro lo hará y disfrutará como actor.

Necesitarás llevar contigo una golosina o una pelota que utilizarás para premiarle cuando haya hecho bien lo que le pides.

Te puede interesar:  Cómo enseñar a un perro a ir al baño, educar a hacer sus necesidades

Enseñarle a hacerse el muerto

Instruye a tu perro para que se siente. Dale la orden de echarse cuando esté sentado.

Si tu perro se acuesta en posición de esfinge, hazle rodar suavemente de lado y, luego, manteniéndole inmóvil, dile “PAN” con un gesto de la pistola.

Si tu perro se encuentra echado de lado, haz el gesto de la pistola y dile PAN (sujétale con la mano si se mueve).

Espera dos o tres segundos para que el perro se calme y dale su golosina o juguete. Juega un minuto con él y vuelve a intentarlo dándole la orden de acostarse. Repite hasta que el perro se mantenga inmóvil a tu lado.

El resultado de este ejercicio depende de si quieres que tu perro se haga el muerto en la parte lateral o posterior. Si prefiere hacerlo en la lateral, puedes detenerte aquí diciendo “PAN. Muerto”. Repite tantas veces por día como desees. Si se echa en el lado contrario procederás de la siguiente manera:

Cuando tu perro esté acostado sobre el lado, ponle algo que le guste en la parte posterior para que gire alrededor de su cabeza. El perro seguirá el objeto y el cuerpo seguirá la mente. Cuando esté en la parte posterior dile “Pan. Muerto”.

También puedes añadir una dificultad adicional consiguiendo que cierre los ojos. Sólo deberás poner tus manos sobre sus ojos (parpadeará hasta cerrarlos). Una vez cerrados, dile “Pan. Muerto” siempre acompañado por el gesto. Después, sólo el gesto será suficiente para que se eche en el suelo.

Consejos para tener éxito

Algunos perros tienen problemas para mantener la posición y el ejercicio se vuelve más difícil si el perro no entiende la necesidad de permanecer inmóvil. Un truco sencillo te permitirá canalizar mejor a estos perros.

Basta con dar antes un buen paseo con él. Una vez de vuelta a casa, el perro se acostará  de buen grado sobre su costado y será capaz de permanecer quieto. Sin embargo, debe mantener un mínimo de energía para que quiera jugar y levantarse. En general, las golosinas para perros hacen su efecto.

Cómo enseñarle trucos a un perro: hacer el slalom entre tus piernas

Necesita conocer un par de juegos tu perro para que esté acostumbrado y haya aprendido algunas órdenes antes de hacer este juego. Este juego no es adecuado para todos los perros, pero la mayoría de las razas pueden hacerlo con la condición de que tengas paciencia, constancia y no persistas si ves que tu perro se aburre. El ejercicio también requiere la confianza mutua entre el amo y el perro.

  • Extiende las piernas lo suficientemente para que tu perro pueda pasar.
  • Si tu perro está a la izquierda, coge una golosina con la mano izquierda.
  • Coloca la golosina delante de tu pierna izquierda haciendo que el perro te siga.
  • Coge la golosina con la mano derecha pasándola entre las piernas (mano derecha detrás de la pierna derecha, delante, a la izquierda) y el llamado “slalom”.
  • Con la mano derecha haz que te siga tu perro alrededor de tu pierna derecha (deberá encontrarse a tu derecha).
  • Recompénsale con una golosina.
  • Repite tantas veces como el perro quiera (y tú mismo, por supuesto) y en todas las direcciones desde el momento en que el perro pase entre tus piernas. Recuerda darle la recompensa.

Juegos para perros

Cuando el perro entienda, no tendrás necesidad de darle órdenes. Cuando se llega a este nivel, se puede ir al siguiente paso: slalom pie. Esto requiere práctica, confianza y constancia.

Te puede interesar:  Cómo cuidar a un perro: recién nacido, cachorro, adulto

Cuando el perro esté a tu izquierda, levanta la pierna derecha y dale la orden de slalom.

Una vez que descanses la pierna derecha en el suelo, levanta la pierna izquierda y anima a tu perro a dar vueltas alrededor de la pierna izquierda.

Lo hará lentamente al principio y un poco más rápido después cuando domine este movimiento.

Y ahora que el perro acaba de aprender uno de los movimientos del perro bailarín, pon la música y a bailar.

Juegos para jugar con tu perro: seguir la pelota

A un perro le gusta jugar a buscar y encontrar la pelota. Le ayuda mirar a su amo, observarle e interactuar con él. A través de este sencillo juego, el perro tiene una  autocanalización y un enfoque para encontrar la pelota.

El propósito del juego es seguir la pelota

Dale la orden “Siéntate” a tu perro y siéntate en una silla o en el suelo delante de él. Necesitarás tener una pelota pequeña de espuma para pasarla de una mano a otra. Después de una serie de idas y venidas, cierra la pelota en la mano. El perro deberá señalar en qué mano está la pelota.

El seguimiento de la pelota

El perro no habla y, por tanto, con los ladridos no vas a entender qué quiere decir. Para establecer una comunicación comprensible entre el uno y el otro, el perro con su pata deberá tocar o rayar la pierna del lado correspondiente a la mano que está la pelota.

Cuando el perro acierte, se le dirá “sí está” en un tono lúdico. Al final deberás felicitar a tu perro con caricias y golosinas.

Un consejo para tener éxito cuando siga la pelota

Para asegurar el éxito del juego de la pelota, el perro deberá observar a su amo permaneciendo tranquilo y en un ambiente sereno. Por otra parte, el amo deberá garantizar que ningún otro estímulo le moleste. Inicialmente, las partidas tendrán una duración de 3 a 5 minutos dependiendo de la concentración del perro. A continuación, vete gradualmente aumentando el tiempo.

Aumentar la dificultad del juego Sigue-Ball

Es posible aumentar el nivel de dificultad del juego pasando la pelota de un lado a otro con mayor rapidez. Más tarde, cuando el perro domine el juego, incluye otra bola y enséñale a distinguir entre las dos bolas (por el color, por ejemplo) y hazle entender cuál es cuál.

Enseñar trucos a tu perro: jugar a esconder un juguete

¿La lluvia cae sobre tu casa y el cielo se oscurece? ¿Tu perro se aburre y tú también? En este caso, este pequeño juego aportará calidez y buen humor.
Se puede jugar solo o con otros.

Supongamos que sois varias las personas que jugais

Cada persona toma un juguete chillón (el pato hace “couin-couin”, la vaca hace “meuuh”). También puedes hacerlo con accesorios de cocina como dos cubiertos de metal o instrumentos musicales. Deja volar tu imaginación.

Cuando un jugador seleccione un sonido, todos los demás se esconderán en diferentes esquinas de la habitación.

Cuando todo el mundo esté bien escondido (detrás de los muebles, debajo de la cama, en un armario, etc.), el siguiente jugador sacará su juguete chillón.

Al principio, la primera persona (la que se quedó con el perro mientras que los otros se ocultaban) puede guiarle un poco.

Cuando el perro encuentre al jugador y su juguete, se le deberá recompensar dándole una golosina o el juguete. Luego, será el turno del siguiente jugador.

[Total:2    Promedio:5/5]

Leave a Reply