¿Son buenos los conejos como mascotas para niños?

Son buenos los conejos como mascotas para niñosSi se tienen en cuenta las atenciones y cuidados que necesitan, los conejos son buenas mascotas para niños porque son tranquilos, fieles, cariñosos (si desde pequeños conviven con la familia) y juguetones. Además, no huelen mal y si se les enseña, pueden aprender a hacer sus necesidades en una bandeja. Se adaptan bien a los cambios y a quedarse solos en casa.

Son ideales para espacios pequeños pero procura que la jaula que tengan, mejor una casita para dormir, sea lo más grande posible y que permanezcan, bajo supervisión, mucho tiempo fuera de ella. Intenta averiguar las características de la raza para elegir el conejo que más se adapte a las necesidades de tu familia. Ten en cuenta, también, las necesidades del animal.

Los conejos pueden aprender órdenes básicas si se les deja sueltos por la casa, reconocer su nombre y seguir a su dueño como si fueran perritos. También son algo desordenados y un poco destructivos porque les encanta morder.

Los conejos son inteligentes, activos, tiernos y dóciles si se les cuida adecuadamente. Los niños, a la vez que se sienten acompañados, pueden aprender lo que es asumir responsabilidades. Pero, como no son tan fáciles de cuidar, pueden cansarse muy pronto. Infórmate bien antes de adoptar porque los conejos pueden vivir entre ocho y doce años, aproximadamente, dependiendo de las atenciones y cuidados que reciban.

Recurre a las protectoras de animales si quieres adoptar un conejo, y enseña a tu hijo a tratar a los animales con respeto y cariño. El conejo es un compromiso, una responsabilidad para la familia (lo ideal sería tener dos).

¿Qué cuidados necesitan los conejos?

Los conejos necesitan:

  • Una jaula, mejor una casita para dormir. Procura que sea amplia y que permanezca limpia para que puedan moverse a gusto cuando estén en ella (sitúala en una zona segura de la casa).
  • Permanecer muchos ratos fuera de su casita para correr y jugar. Ten en cuenta que a su casita no debe darle el sol de forma directa, ni situarse en una zona con corrientes de aire.
  • Juguetes para roer ya que la dentadura de los conejos crece constantemente (consulta con el veterinario).
  • Un parque para conejos, una zona cercada, donde puedan correr y jugar sin peligro.
  • Una buena alimentación. Un pienso que sea específico para conejos (consulta con el veterinario). También, heno, verdura de hoja, agua limpia y golosinas para conejos.
  • Atención y cariño (caricias, juguetes, juegos). Los conejos necesitan hacer mucho ejercicio.
  • Visitas al veterinario para vacunas, desparasitaciones, revisiones y corte de uñas.
  • Vigilar su piel, ojos, orejas, boca, dientes y uñas. Cepilla sus dientes con una pasta específica para conejos (consulta con el veterinario)
  • Cepillar su pelo varias veces a la semana y si es largo, todos los días para que no se formen enredos, nudos, ni bolas de pelo en el estómago que puedan acabar con su vida.
  • Si no es imprescindible, no hay que bañarlos porque, además de ser muy limpios, ellos mismos se asean.
  • Se recomienda esterilizarlos o castrarlos para mejorar su salud y protegerlos de enfermedades (consulta con un veterinario).
  • Un veterinario especializado en animales exóticos.
  • Estar muy pendiente de los cambios que se produzcan en ellos: menos apetito, dificultad para comer, pérdida de pelo, adelgazamiento, ojos rojos o irritados, diarrea, inclinación anormal de la cabeza, ataxia, estornudos, tos… Observando podrás reconocer si están enfermos y acudir al veterinario cuanto antes.

Inconvenientes de tener conejos en casa

  • Si se tienen jaulas, hay que mantenerlas muy limpias para que no huelan mal. Lo ideal es que vivan libres en casa (las jaulas les producen tristeza y estrés) y que duerman en casitas para conejos.
  • Hay que estar muy pendiente de ellos porque pueden morder objetos, dañarlos y, también, perjudicar su salud.
  • Tendrás que enseñarles a hacer sus necesidades en un lugar determinado para que no lo hagan en cualquier sitio.
  • Suelen estar más activos a última hora de la noche y a primera hora de la mañana.
  • Si no conviven desde pequeños con perros y gatos, puede que no se lleven muy bien. Deberás presentarlos de manera correcta.
  • Algunos conejos son nerviosos y pueden asustarse si los manipulan personas extrañas o si se les levanta del suelo, algo a lo que tienen mucho miedo. De no ser imprescindible, no hay que cogerlos en brazos. El estrés baja sus defensas y pueden enfermar.

Artículos relacionados:

Join The Discussion