Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hámster: todo sobre hámsteres desde las jaulas hasta los cuidados

Todo sobre el hámster

HámsterEl hámster es un animal alegre, divertido y acróbata. El único requisito que necesita para gozar de buena salud es tener las condiciones de vida adecuadas.

Estos son algunos consejos para que cuides cada día de tu hámster.

El hámster: un animal simpático

  • Son divertidos y unos buenos compañeros de juego.
  • Son entrañables y se domestican fácilmente.
  • Son Limpios. Si lavas regularmente su jaula no huelen.
  • Son pequeños.
  • Son baratos.

El hámster duerme durante el día

Los hámsteres son animales crepusculares que duermen durante el día. Si trabajas, el hámster estará en forma para jugar contigo durante la noche pero no esperes que esté activo durante el mediodía.

Si hace frío, los animales pequeños también pueden ir a hibernación (la temperatura corporal desciende y su ritmo cardiaco se ralentiza). Un poco de calor es suficiente para salir de este estado.

Las reglas de oro para cuidar bien a un hámster

Para empezar, lávate bien las manos antes y después de manipular a tu hámster. Esto se aplica antes, durante y después de la domesticación. El hecho de lavarse las manos sirve para matar los microbios y, además, para que tu hámster sienta tu olor y no el del otro animal que hayas podido acariciar hace dos minutos.

Sé delicado con tu hámster. No le tortures tratando de atraparle. No le grites. Se trata de que seas paciente, suave y amoroso.

Antes de comprar un hámster

No adquieras un hámster al que ves de paso en una tienda de mascotas. No es un capricho. Se trata de un evento que debe prepararse aunque se trate de un pequeño animal.

La jaula debes prepararla antes de la llegada de tu pequeño compañero. Esto disminuirá el tiempo de espera y el estrés de tu hámster. Imagina que vas de vacaciones y tu habitación no está lista. Sería muy molesto y un poco estresante vivir esa situación.

La llegada a casa de un hámster

Procura que tu hámster esté tranquilo durante los 2 o 3 primeros días para que se acostumbre a su entorno y se adapte a su nuevo hogar. Tu papel durante este tiempo será pasivo. Es decir, que:

  • No le espíes
  • No le toques
  • No hables con él
  • No toques su jaula.

En resumen, estás allí sólo para darle de comer y beber.

Pero, observa a tu hámster y verás cuando está listo. Estará listo para el siguiente paso si le ves cómodo en su jaula.

Te puede interesar:  Ventajas y desventajas de tener un hámster como mascota

Jaulas para hámster

La elección de la jaula de hámster es importante porque la necesita para sentirse cómodo. De hecho, cuanto más grande sea, mejor.

Idealmente, la jaula de hámster debe medir L60 L30 X H40 H y, aún mejor, si tiene un altillo. Colócale barras horizontales para que pueda subir y ponle para dormir un refugio que no sea de algodón. Para que pueda construir su nido, añade un pesebre de cerámica y un tipo de botella para beber.

La ubicación de la jaula del hámster

Es importante que la jaula de hámster esté en lo alto de una mesa. Por ejemplo, en una habitación luminosa sin que la luz del sol toque la jaula, lejos de corrientes de aire y cambios de temperatura.

El hámster duerme durante el día. Es importante que esté en un lugar tranquilo.

La higiene del hámster

No hace falta que laves o cepilles a tu hámster (a excepción de los de Angora) porque ya se ocupa él de sí mismo. Pero sí deberás limpiar su jaula regularmente para que no tenga problemas de salud. Retira las heces cada día y cambia la arena por completo una vez o dos veces a la semana.

Cambia el agua diariamente y retira la comida que no haya comido. Puedes cambiarle el nido cada mes cuidando mantener una parte para que pueda construirlo de nuevo.

El ejercicio que debe hacer tu hámster

Los túneles, la rueda, la pelota… Se venden muchos accesorios para hámster. Déjale fuera de su jaula bajo tu supervisión al final del día para que pueda retozar.

Qué come un hámster: una dieta equilibrada

El hámster es omnívoro y necesita una dieta variada. Opta por alimentos secos (croquetas de semillas diversas, granos, avena), verduras, frutas frescas y proteínas de origen animal (carne picada, yogur, queso magro). También le puedes dar heno seco para la digestión.

El hámster tiende a tener sobrepeso. La ración diaria no debe exceder de 15 gramos para un adulto.

El cuidado de los dientes y las garras de tu hámster

El hámster es un roedor y sus incisivos crecen continuamente. Le puedes dar nueces y avellanas, pan seco o ramas. Si esto no es suficiente, lleva a tu hámster al veterinario.

Sucede lo mismo con las uñas. Si crecen demasiado tendrás que cortarlas.

La llegada de un hámster a casa

Ya decidiste comprar el hámster de tus sueños. Ahora es el momento de saber cómo hacer frente a los primeros días.

Transporte a casa

Para el viaje a casa, el vendedor te dará un cartón perforado con unos agujeros y algo de comida en el interior. Será mejor si le pones en su jaula de transporte, pero deberás llevarle en un sitio oscuro (tu hámster tendrá menos miedo en la oscuridad). Puedes llevar un pequeño puñado de tejidos cortados para mejorar las condiciones de su viaje.

En estas condiciones, tu hámster se sentirá mucho menos estresado.

Los primeros gestos a su llegada

Hamster cuidadosColócate un guante suave (si es necesario, un pañuelo de papel) y coge el hámster de la caja. Colócalo suavemente en el suelo de su nueva jaula y ciérrala. Puedes permanecer observándolo, es muy interesante el momento en que descubre su nuevo hogar. Por la noche, déjale su espacio.

Te puede interesar:  Ventajas y desventajas de tener un hámster como mascota

El día a día del hámster

El hámster es un animal nocturno que, por tanto, se pasa el día durmiendo. Se despierta al caer la noche, es decir, entre las 18h y 22h.

Una vez despierto hará sus necesidades, comerá y jugará un poco en su jaula. Algunos duermen una siesta de hora y se despiertan por completo.

Después, el hámster, durante varios minutos, se limpiará el cabello sin olvidar ningún detalle. Hecho esto, empezará a retozar subiendo por las barras, corriendo en su rueda y agitándose en su jaula. Cualquier excusa es buena para hacer ejercicio.

La noche se puede dividir en varias fases de actividad y reposo. Come, bebe y se entretiene mientras está activo. Tras el reposo, dormitará tranquilamente o mordisqueará en silencio observando el entorno que le rodea.

En la mañana, el hámster dormirá con los primeros rayos de sol (8 de la mañana en invierno y 6 am en verano). No se despiertan durante el día.

El hámster tiene pequeños períodos de actividades diurnas que implican comer, beber y defecar. Evita la liberación de tu hámster en ese momento. El hámster es nocturno y debemos respetar su ritmo lo mejor que podamos.

Cómo cuidar a un hámster

El hámster es una mascota. Sin embargo, a diferencia de los gatos y los perros, te tomará tiempo enseñarle a reconocerte y, mucho más, a convertirse en tu cómplice.

¿Cuánto tiempo dura la doma?

Esto, obviamente, depende, pero se necesitan, por lo general, varias semanas. No te desanimes si no acude de forma espontánea a tus manos durante las primeras noches. El hámster es un animal curioso y bastante nervioso. Todo es cuestión de paciencia.

Cómo criar a tu hámster

Algunos hámsteres irán a ti espontáneamente después de un tiempo. Buscará tu compañía y parecerá muy feliz al verte. Pero, ten en cuenta que algunos son más independientes y se puede establecer una relación de confianza sencilla sin complicidad real.

Un hámster no es tan dócil como un perro o un gato. Nunca permanecerá horas en tus rodillas. Se trata de un animal muy fuerte que no puede soportar estar inmóvil durante horas. A pesar de que no le gustan las caricias, se someterá a ellas sin pestañear.

Se acostumbrará progresivamente a ciertos sonidos: tu nombre, la sacudida de la bolsa de comida, silbar…

El hámster no tiene noción de la limpieza. Para él, defecar y orinar en todas partes es normal. Si hace caca en el suelo o sobre la cama, la amonestación no ayudará porque el hámster no tendrá conciencia de lo que ha hecho, pero sí se hará más agresivo o temeroso.

La doma puede parecerles innecesaria a algunas personas. Sin embargo, es todo lo contrario porque, imagina que tu hámster está enfermo y necesita cuidados diarios. Será dócil y no se sentirá estresado si huele tu aroma o escucha tu voz. Si por contra, no te conoce, sentirá miedo y el tratamiento será más difícil.

La doma es esencial.

Cuándo se inicia la domesticación del hámster

El tiempo que ha estado solo, lejos del contacto humano, va a complicar los primeros actos de la doma.

No hay un tiempo fijo a su llegada para iniciar a tu hámster. En general, se recomienda dejarle solo la primera noche para que se acostumbre a su jaula y encuentre su ritmo. Pero, para los hámsteres que parecen estar muy cómodos a su llegada, puedes iniciar los primeros contactos durante la primera noche. Para los hámsteres que parecen no estar muy cómodos la primera noche, espera de 24 a 72 horas.

Te puede interesar:  Ventajas y desventajas de tener un hámster como mascota

A lo largo de este período de espera puedes acercarte a su jaula y hablar con él suavemente durante unos minutos para acostumbrarle al sonido de tu voz. Si está estresado, no te acerques demasiado y no coloques las manos contra la jaula. No introduzcas tus manos en la jaula para cambiar la comida.

  • El hámster explorará toda su jaula para tomar posesión.
  • Probará la rueda y otros accesorios.
  • Hará su nido.
  • Tendrá sueño desde las 5-6-7-8h, hasta las 19-20-21-22-23h. Lo “normal”.

Una vez que tu hámster haya dado estos primeros pasos, puedes comenzar a dominar.

Cuidados de un hámster

Los primeros pasos para cuidar bien a tu hámster

Jaulas para hamsterCuando tu hámster esté listo podrás acercarte a su jaula con una pequeña semilla o una pieza de fruta para que la vea y tome entre sus patas. Repite este paso varias noches seguidas. Lo asociará a algo beneficioso y acudirá de forma espontánea cada vez más.

También puedes poner tu mano fuera de un tubo de manera que el hámster pase por encima para crear un contacto. Deja tu mano cerca de tu hámster cuando mordisquee su comida para que sea consciente de tu presencia y te asocie con los alimentos.

Si el hamster tiene miedo, no desesperes, tomará tiempo que lo pierda. Si perseveraras, llegará gradualmente a ser dócil.

Si te muerde o llora, se trata de un animal territorial. Hay que ponerle fuera de su jaula, de preferencia en un parque, para dominarle. Lee la sección de hámster territorial.

Evita a toda costa pasar los dedos a través de los barrotes de la jaula. Te podría morder si el hámster está asustado. Mejor coloca directamente la mano en su jaula para que tenga tiempo para sentir tu olor y tacto. Tendrás menos riesgo de que te muerda la mano que a través de los barrotes de la jaula.

Profundización de los cuidados

Cuando pongas la mano en su jaula, a continuación, coloca la semilla gradualmente en el centro de tu mano, poco a poco, noche tras noche. El hámster se subirá en tu mano cuando la semilla esté en el centro de ella.

Repite este paso según sea necesario. Cuando el hámster se quede en el centro de tu mano para probar su semilla, ya no tendrá miedo. Puedes subirle en tu mano y mantenerle en ella o dejarle en su jaula.

A partir de entonces, podrás agarrar directamente a tu hámster con las técnicas descritas en la sección Manejo sin que tenga miedo.

Los cuidados

Manipula diariamente a tu hámster aunque sea brevemente. Esto le hará ser más dócil contigo.

Una vez que se acostumbre a que le cojas, se quedará durante un largo tiempo. Poco a poco aumentará el período durante el cual se mantendrá en tu mano. Puedes darle una pequeña golosina para distraerle mientras le acaricias.

No debes despertar a tu hámster por cualquier motivo. A los hámsteres no les gusta ser interrumpidos durante el sueño (puede afectarles a su vida y bienestar).

[Total:4    Promedio:3.5/5]

Leave a Reply