Cerditos como mascotas: cuidados básicos

Cerditos como mascotas

Cerditos como mascotas

Los cerditos son inteligentes, graciosos y bonitos. También son curiosos. Que sean inteligentes y curiosos puede resultar problemático para aquellas personas que están pensando en tener cerditos como mascotas.

Por esa inteligencia y curiosidad que los cerditos sienten, y a pesar del tiempo que hayas pasado asegurándote que permanezcan allí, pronto encontrarán la manera de escapar de sus recintos. Una vez que los cerditos han logrado la primera escapada, lo intentarán una y otra vez. Los cerditos son así, pero también te harán pasar muy buenos ratos.

Si ya tienes un cerdito como mascota, te habrás dado cuenta que le gusta que le mires y le hables.

Alimentación

Mantener a los cerditos como mascotas puede ser divertido, pero debes tener mucho cuidado a la hora de alimentarlos. Algunas personas han perdido sus dedos tratando de alimentar a sus cerditos porque estos no han distinguido lo que era alimento de lo que no lo era. Simplemente, los cerditos deseaban comer cuanto antes. Un cerdito es un comensal voraz y al ser un omnívoro comerá prácticamente cualquier cosa, incluyendo tu mano si se encuentra cerca de su comida. Te recomendamos que tengas mucho cuidado a la hora de alimentarlo.

Reproducción

Los cerdos son también excelentes reproductores. Tienen grandes camadas y son bastante buenos cuidando a sus cerditos. Esto convierte a los cerditos en una gran fuente de ingresos adicionales si quieres vender como mascotas a los hijos de tus cerditos. Los cerdos también son buenos como animales de trabajo porque sus habilidades olfativas son ideales para olfatear el oro negro: las trufas.

Cerditos enanos como mascotas: crianza

No desesperes si no tienes trufas para que busque tu cerdito porque, también, puedes utilizar a tu cerdo en el forrajeo de raíces y alimentos bajo el suelo. Los cerdos introducen sus fuertes hocicos a profundidades sorprendentes y de esta manera consiguen que el cultivo posterior de esa tierra sea mucho más fácil de realizar.

A los cerditos les encanta comer suero de leche (puedes dárselo después de haber elaborado tu propio queso). Los cerditos también comen restos de verdura, cultivos de vegetales pasados y la fruta que se cae de los árboles en los huertos. Por lo tanto, alimentar a tu cerdito no es tan costoso como limpiarlo o encontrar un lugar adecuado para que habite.

Recuerda que el cerdito a pesar de haberse convertido en una mascota popular, no se considera una mascota doméstica pues su habitad es el campo.

Para que puedas tener un cerdito saludable y feliz, deberás preparar y cuidar la zona donde tu animalito vivirá.

Artículos relacionados:
  • Leave Comments