Tortuga como mascota: características y cuidados

Tortuga como mascota

Tortuga como mascota

Tortuga como mascota

No te dejes engañar si deseas tener una tortuga como mascota. Si escuchas que las tortugas tan solo necesitan unas pocas hojas verdes para comer y una fracción de superficie plana para moverse. No es del todo cierto. Tanto si tu tortuga es acuática como terrestre, tendrás que procurarla un hábitat cómodo y aprender a alimentarla adecuadamente.

Cómo cuidar una tortuga en casa

He aquí unas cuestiones importantes que deber debes tener en cuenta a la hora de cuidar a una tortuga (terrestre y acuática):

Elige el acuario adecuado

En primer lugar, asegúrate de elegir el tanque adecuado para tu tortuga. Ten en cuenta que el acuario que necesita una tortuga acuática es diferente al que necesita una tortuga de tierra. Considera las dimensiones de tu tortuga una vez que haya crecido, y elige adecuadamente porque, en promedio, el volumen del acuario debe tener entre 40 y 60 galones. En cualquier caso, para que tu tortuga viva en el acuario, debes crear un ambiente semiacuático.

Sustrato para tu acuario

Esta es una parte fácil, y probablemente la única que no tendrás que consultar a un especialista cuando trates de averiguar cómo cuidar de una tortuga. Cuando añadas sustrato a tu acuario, echa unos centímetros de arena en la parte inferior y no olvides preparar una pendiente para que tu tortuga pueda salir del agua siempre que lo desee.

Si tienes una tortuga de tierra como mascota, en una cacerola puedes colocar una pequeña zona de agua. Asegúrate de que la capa de sustrato sea lo suficientemente profunda para dar cabida a la cacerola sumergida.

Ten agua a su alcance

Lo más importante que tienes que saber sobre el agua para tu tortuga es que no debe ser clorada. Vierte la cantidad adecuada de agua en el acuario y coloca un filtro especial para que se mantenga limpia en todo momento.

Te puede interesar:  Tortugas de agua dulce: cómo cuidar, qué comen y acuarios

Ajusta la temperatura y luz de su ambiente

Cada tipo de tortuga requiere sus propios estándares de temperatura. Infórmate de cuáles son los rangos de temperatura adecuados para un lugar de enfriamiento, un lugar para tomar el sol, y durante la noche.

Para seguir estas recomendaciones, necesitarás colocar algunos termómetros en varios lugares. También, unos calentadores portátiles (generalmente, en forma de bombilla) diseñados, especialmente, para este propósito.

Evita que haya otros animales en el tanque

Aunque las tortugas son criaturas bastante pacíficas, se sabe que son omnívoras. Esto significa que, cuando tienen hambre, pueden devorar lo que tengan a su alcance. Para evitar esto, coloca una sola tortuga en un tanque o asegúrate de que tu mascota esté todo el tiempo bien alimentada.

Reglas importantes a la hora de alimentar a las tortugas

Una de las reglas más importantes que hay que tener en cuenta es que la tortuga acuática siempre come cuando está en el agua, por lo que siempre deberás procurarla alimentos.

Incluso si alimentas de tu mano o fuera del acuario a tu tortuga, necesitará agua para tragar la comida.

[Total:1    Promedio:5/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Twittear
+1
Pin