Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo educar a un gato; las técnicas para adiestrar a los gatos

Cómo educar a un gatoPara enseñarle buenos modales tenemos que utilizar la astucia, la psicología, las recompensas y la paciencia. Nuestros expertos te ayudan a educar a tu felino y a resolver los principales trastornos de comportamiento.

Un gato también puede aprender modales

La educación del gatito es necesaria a fin de integrarse plenamente en la vida familiar. La limpieza y la sociabilidad deben enseñarse rápidamente.

Como si se tratara de un niño, la educación es un derecho de tu gato. Como animal independiente, el gato responde a la habituación y tiene un sentido de la comprensión que le permite adaptar su comportamiento al premio o al castigo.

¿Cómo criar a un gato?

Debe habituarse a su entorno

Los gatos que adoptan malos modales son, por lo general, los que se sienten incómodos en su entorno y no están acostumbrados a los humanos que les rodean. Para educar a tu gato debes desarrollar su socialización con los miembros de la familia. Deberá estar acostumbrado a tu presencia y confiar en ti para obedecerte.

Buenas maneras de enseñar a tu gato

Cuando pensamos en los buenos modales de los gatos incluimos su limpieza, evitar los arañazos, prohibirle el acceso a ciertas áreas de la casa, el reconocimiento de palabras como su nombre o el “no” para prohibirle malas acciones.

Los buenos modales se aprenden a través del período de destete (la limpieza). A otros gatos es necesario enseñarles o hacerles recordar las reglas de educación.

El uso de castigos y recompensas para la educación del gato

Cómo regañar a un gato

Al gato se le debe llamar al orden para que, poco a poco, aprenda buenos hábitos. No hace falta que castigues a tu gato (no entendería que la acción se asocia a castigo).

Para reprenderle si araña una pared o hace pis fuera de la caja de arena, por ejemplo, eleva el tono diciendo un firme “no” y muéstrale el lugar apropiado para hacerlo.

Las recompensas para tu gato

Cuando quieras recompensar una buena acción, especialmente si tu gato es joven, alábele con voz alegre y ofrécele una recompensa para que la asocie con sus buenos modales.

Te puede interesar:  Raza de Gato Persa

Prohibido pegar a un gato

De hecho, este castigo no debe aplicarse en ningún caso. En primer lugar, tu fuerza no es proporcional a su pequeño tamaño y puedes hacerle daño. Además, puede ver rápidamente tu mano como castigo y temerá su tacto cuando trates de acariciarle. Para detener una mala acción aplaude, haz ruido o utiliza un rociador de agua.

Cómo criar a un gato para que pierda sus malos hábitos

Los seres humanos y los gatos no tienen la misma visión de la casa. Tu gato ve como algo natural marcar el territorio (rara vez este acto encontrará un eco favorable en los propietarios).

En cuanto a las uñas, rascar responde a una necesidad natural. Esta actividad le permite deshacerse de la parte gastada de sus garras y sentirse en casa (los arañazos contribuyen a marcar su territorio). El truco es dejar que se entregue a esta actividad sólo donde se haya decidido.

No rascar en los sofás

Debes colocar un arañador que sirva para desgastar las garras de tu pequeño felino.

Si tu amigo prefiere hundir sus garras en los muebles a pesar de tus esfuerzos, corta una aceituna por la mitad y pásala por el lugar donde quieras que afile sus garras (los gatos aman el olor de las olivas y pronto recibirá el mensaje).

Todas estas medidas serán inútiles si tu pequeño amigo tiene acceso a la parte exterior de la casa y en ella hay suficientes lugares para que no practique este hábito en la sala de estar.

Sin rasguños en las manos

Otra “mala” costumbre es arañar las manos y las piernas. A menudo, se tratará de un juego. El gato para coger el juguete que le muestras puede darte un pequeño toque acompañado, a veces, de un rasguño. También puede morderte llevado por el calor del momento (se activa el instinto de presa). Desinféctate cuidadosamente si te araña.

A veces, los gatos se pueden irritar si no desean que se les acaricie durante más de unos pocos segundos (ten cuidado si sus pupilas se dilatan y sacude la cola).

Malos hábitos para un gato

El gato puede rozarse con los muebles de la casa para que caigan sus feromonas. Si lo limpias, es muy probable que inicie de nuevo la acción y se frote contra las patas de los muebles para dejar su olor.

Para sentirse en casa, en el peor de los casos, dejará otro tipo de marcas (chorros de orina y arañazos). Debes tomarlo con calma.

Los arañazos del gato: ¿cómo evitarlos?

Como educar un gatoSi arañar es un comportamiento natural e instintivo en los gatos, puede convertirse en un problema si no utiliza el rascador y daña la casa. Deberás educar a tu gato para que lime sus garras en el lugar apropiado.

Aunque los arañazos realizados en muebles y papeles pintados te molesten, debes saber que no puedes evitar este comportamiento natural y necesario para su salud y bienestar. Sin embargo, puedes enseñarle a usar el lugar adecuado para que afile sus uñas.

Te puede interesar:  Juegos para gatos: cómo hacer juguetes para gatos o gatitos

¿Por qué un gato afila sus garras?

Una necesidad real para el gato

Si bien puede parecer trivial, es necesario para la comodidad y bienestar del gato. Los arañazos permiten afilar sus garras para que caigan las partes muertas y quede espacio para las partes nuevas. Tu gato, sobre todo si sale fuera, necesita sus uñas afiladas para defenderse.

Una forma de marcar el territorio

Si ver tus muebles preferidos llenos de arañazos te llena de rabia, debes saber que tu gato no lo hace por diversión. No busca con este comportamiento vengarse de tu mueble preferido. Tan sólo necesita depositar su olor a través de las feromonas ubicadas en sus cojinetes (sirve para marcar su territorio y sentir que está en su casa).

¿Cómo evito que mi gato arañe por todas partes?

Enséñale a usar el rascador

El comportamiento de los arañazos lo aprende el gatito con su madre durante el período de destete. Debes acostumbrar a tu gato desde una edad joven a que practique este gesto en un rascador diseñado para tal efecto (evitarás que arañe los muebles).

Para ello, coloca un poste horizontal o vertical de fácil acceso y donde deposite su olor. Si no lo usa de inmediato, acerca a tu gato al lugar y coloca sus patas frotando lentamente. Debe asimilar este gesto con el rascado.

El uso de castigos y recompensas

Para educarle recurre a un sistema de castigos y recompensas si persiste en arañar los muebles. Si le descubres afilando sus garras en el sofá, por ejemplo, regáñale alzando la voz con un firme “no” y aléjale del sitio. También puedes detener el comportamiento no deseado con un repelente para gatos.

Llévale al lugar donde debe afilar sus uñas y muéstrale la acción. En su fase de aprendizaje, si tu gato utiliza el sitio adecuado para los arañazos, no dudes en animarle y felicitarle.

¿Y lo de quitarle las uñas?

Cuando los arañazos persisten en los muebles, algunos dueños de gatos se ven tentados a quitarles las garras. Debes saber que esta práctica está totalmente prohibida en casi cuarenta países del mundo (es considerado un acto de barbarie por muchos). Este método es, en realidad, una amputación de la falange distal de los “dedos” del gato para quitarle sus garras.

No es un argumento válido amputar a tu gato una parte de su cuerpo para querer proteger tus muebles o a los miembros de tu familia de arañazos.

¿Cómo enseñarle a ir al baño?

Aunque el gato es un animal limpio por instinto, es posible que necesite tu ayuda para hacer sus necesidades naturales en el lugar apropiado.

Si la limpieza es un instinto natural para la mayoría de los gatos, algunos de nuestros compañeros pueden necesitar un complemento educativo para controlar su limpieza. Necesitarás un poco de paciencia y atención.

Te puede interesar:  Raza de Gato Bambino

El gatito tiene como algo natural la limpieza

Desde el nacimiento, el gatito se mantendrá limpio con la ayuda de su madre. A continuación, querrá mantenerse limpio por propio reflejo.

Tendrá oportunidad de observar a su madre defecar en una caja de arena y, poco a poco, aprenderá este hábito.

Acostumbrar a tu gato a usar la caja de arena

Como criar un gatoPara utilizar la caja de arena, tu gato debe acostumbrarse a este artículo que, al principio, puede parecerle extraño.

Coloca la caja de arena lejos del lugar donde come y también de su área de juego. El gato necesita un espacio distinto para cada una de sus necesidades vitales. Poco después de cada comida, a la hora de hacer sus necesidades, lleva a tu gatito a la caja de arena para que asocie que es el momento de usarla.

El castigo cuando el gato no es limpio

Como se haría con un niño, el castigo es parte de la educación del gato. Así que, después de varias semanas de adaptación, si encuentras a tu gato manchando las esquinas de tu casa tienes que recurrir a las sanciones correspondientes.

Sin prisa, pero adoptando un tono firme para que entienda que cometió un error, llámale al orden. Muéstrale su caja de arena y colócale dentro de ella en cuanto tengas la oportunidad para que asimile el hábito.

¿Qué pasa si adoptamos un gato y no es limpio?

Los aspectos básicos del control de esfínteres

La llegada del gato a un nuevo entorno es un momento tenso para él. Puede suceder que, aunque sea limpio, haga sus necesidades en un lugar que no sea la caja de arena prevista para tal fin. Dale tiempo para adaptarse a la casa y a la familia.

Si tu gato no aprende al cabo de unos días a controlar sus esfínteres, le enseñarás:

  • A no utilizar otras zonas. Introdúcele en la caja de arena poco después de las comidas.
  • Ríñele cuando haga sus necesidades fuera de su caja de arena,

Caja adecuada para sus necesidades

Si este comportamiento persiste, asegúrate de que la caja de arena sea la adecuada para tu gato. Si tu gato es demasiado pequeño o demasiado viejo, y la caja para hacer sus necesidades es demasiado alta, el acceso será difícil y no podrá hacerlo en el momento adecuado.

Por otra parte, el gato es por naturaleza un animal limpio y le gusta hacer sus deposiciones en un lugar limpio. Deberás limpiar con regularidad la caja de arena.

Marcar el territorio

Ten cuidado de no confundir las dificultades de aprendizaje en la limpieza con marcar el territorio. De hecho, el gato macho tiende a orinar para marcar su liderazgo.

La orina puede salir mediante chorros horizontales. Este comportamiento natural aparece sobre todo en casos de estrés o molestias. Busca los motivos si este comportamiento persiste. Consulta con el veterinario siempre que lo necesites.

[Total:7    Promedio:3/5]

Artículos relacionados:

Add Comment