Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo enseñar a un perro a ir al baño, educar a hacer sus necesidades

Cómo enseñar a un cachorro a ir al baño

Cómo enseñar a un perro a ir al baño

Cómo enseñar a un perro a ir al baño

Puede que estés planeando adquirir un cachorro y quieras enterarte de cómo enseñarle a ser “limpio”.

Este aprendizaje no es fácil para un animal joven que ha llegado a casa siendo arrancado brutalmente del lado de su madre y hermanos. Desorientado, el animal necesita tranquilidad emocional para hacer frente a este difícil aprendizaje.

Aunque sin permitirle todo, sus nuevos propietarios deben ser tiernos e indulgentes. Tienen que procurar que el cachorro encuentre la tranquilidad que disfrutaba junto a su madre y hermanos.

Con este compromiso deberá surgir la confianza entre tu cachorro y tú. Es necesario para su  aprendizaje.

El control de esfínteres comienza cuando tu cachorro llega a casa. El cachorro orinará con frecuencia y el éxito del aprendizaje dependerá de anticiparse a sus necesidades. Deberá tener la oportunidad de aliviarse al menos cada dos horas. Nos damos cuenta cuando un cachorro necesita orinar porque mira a su alrededor y empieza a oler las esquinas que le parecen más adecuadas.

El control de esfínteres es algo que preocupa. Se tiene miedo de que el animal no aprenda y haya que limpiar lo que mancha durante mucho tiempo. Ten la seguridad de que es muy raro que suceda. Aquí veremos cómo enseñar a tu cachorro a ser limpio.

Pero, en realidad, ¿qué entendemos por “limpieza” del cachorro?

Para él, “la limpieza” significa no orinar donde duerme y come. Es lo que ha aprendido de su madre y criadores (en las mejores condiciones de cría).

De hecho, desde el nacimiento, los cachorros son incapaces de eliminar los deshechos de forma espontánea. Es su madre la que retira y absorbe los restos manteniendo limpia la zona de dormir.

Tan pronto como los cachorros comienzan a comer alimentos sólidos, la madre empuja los excrementos fuera del nido.
A las 8 semanas (edad mínima de venta), el pequeño animal hace lo “propio” y los empuja fuera.

Cuando llegue a nuestro hogar, el cachorro deberá ajustarse a nuestra visión de limpieza, es decir, hará sus necesidades fuera de la vivienda. Necesita mantener el equilibrio adecuado para que acceda a lo que se espera de él.

Antes de enseñar a un perro a hacer sus necesidades

• Distribuye los alimentos de acuerdo a un protocolo preciso y un tiempo fijo para gestionar mejor sus deposiciones.

Para una buena regulación de la conducta de alimentación del animal joven, no debe dársele alimentos de la familia. Se le permitirá comer solo y en paz retirándole el cuenco ¼ de hora más tarde esté vacío o no, y lo mismo en las siguientes comidas (siempre deberá disponer de agua).

Te puede interesar:  Cómo socializar a un perro o un cachorro

Sabiendo que el cachorro, por lo general, se alivia después de la ingesta de alimentos, será más fácil en esos momentos.

• Limita el espacio en que el cachorro pueda moverse (especialmente en tu ausencia) y búscale un lugar para dormir. De este modo reducirás las áreas en las que puede manchar (lo que no significa que haya que ponerle en una caja o jaula de transporte).

Puedes elegir la cocina como el lugar adecuado para que duerma durante tu ausencia (tiene un sencillo mantenimiento).

El cachorro duerme mucho. Después de descansar tantas horas desea aliviarse casi automáticamente. Hay garantías de que puedas controlar fácilmente las eliminaciones en esos momentos.

Entender el control de esfínteres del cacharro

Los malos hábitos en este tema son muy difíciles de perder y resulta complicada la rehabilitación de un perro sucio. Este aprendizaje afectará a todo lo demás porque si el cuidador falla, se sentirá incapaz de criar al perro o considerará que su perro no entiende lo que le dice. La relación, entonces, se degradará y será desfavorable para una educación fácil y feliz.

Anatómicamente, el control de esfínteres no se completa antes de los cuatro meses. El cachorro aprende bastante rápido (alrededor de 2 a 3 meses) a hacer sus necesidades fuera de donde duerme (tiene a su madre que le aparta del “nido” para que haga su necesidades). Le cuesta más asimilar que ahora tiene que hacerlo fuera de casa.

Puede hacerlo en casa en un primer momento, en un lugar fijo, y después salir a la calle tan pronto como sea posible.

¿Cuándo y por qué educar a un perro para ir al baño?

Cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidadesNo preguntes a la gente a qué edad los cachorros se convierten en limpios porque varía de un animal a otro. No debes preocuparte antes de los 7 u 8 meses. El estándar es de entre 4 y 6 meses.

Educar para la limpieza no es un problema. Hay personas que tienen perros muy pequeños, como York o Chihuahua, y no siempre creen esencial que hagan sus necesidades fuera de la casa. Pero, no es muy saludable que haga sus necesidades siempre en la cocina o en el balcón aunque el perro sea pequeño.

Las reglas básicas para enseñar a un perro a hacer sus necesidades

No esperar

El aprendizaje debe hacerse entre los 3 y 5 meses. No se debe esperar a que sea más grande creyendo que se dará cuenta de que no debe hacerlo en casa. Es una idea que algunas personas adoptan erróneamente. El cachorro de 3 meses ya entiende las órdenes que se le dan.

Tolerar pequeños accidentes

Deberás entender que puedan suceder algunos “accidentes” incluso cuando el animal ya se ha convertido en limpio. Será algo que puede suceder y deberás tolerar. Del mismo modo, perdona los pequeños descuidos debidos a la emoción del momento.

Los castigos están prohibidos. Que el cachorro aprenda a hacer sus necesidades fuera de casa es un premio basado en una educación positiva.

Limpiar en su presencia

No limpies en su presencia lo que manchó porque puede creer que se trata de un juego. Es negativo que le pongas en la nariz lo que hizo.

El perro no siente aversión por sus excrementos pero sí repulsión. Por tanto, la próxima vez lo hará bajo un armario para que no lo veas (evidencia de que entiende desde pequeño). También puede comer sus excrementos para hacerlos desaparecer.

Acortar el periodo de “casa”

Al principio no podrá evitar no ser “higiénico” en casa porque el cachorro deberá estar totalmente inmunizado antes de salir a la calle (aunque recientemente las vacunas les permiten salir pronto). El tiempo que haga sus necesidades en casa tiene que ser lo más corto posible.

Te puede interesar:  Cómo adiestrar a tu perro de forma segura

Cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidades afuera

Deberás estar bien atento para apreciar sus necesidades rápidamente cuando quieras enseñar a tu cachorro a hacerlo en la calle. La ventaja de llevarle “al aire libre” para hacer sus necesidades es que es que el perro va a encontrar su ritmo rápidamente.

¿Cómo enseñarle a un perro dónde debe hacer sus necesidades?

El nuevo reto para el perro es “pedir” salir o aguantar y esperar a la hora acostumbrada porque no puede hacerlo en su periódico cuando él quiera. Para ello será necesario, en primer lugar, decidir por delante de él y sus deseos.

Es muy importante regularizar sus “deseos”. Te darás cuenta rápidamente que el cachorro elimina después de un buen sueño y de las comidas. Notarás que el cachorro come a menudo y, por lo tanto, necesitará hacer sus necesidades a menudo.

El ritmo que debes adoptar es sacarle a la calle después de las comidas y de los períodos de descanso. No retrases salir cuando lo necesite. Lo mejor es alimentar al cachorro a horas fijas y no darle nada entre comidas. Esto facilitará la regularidad de sus “deseos”.

Una vez fuera, limítate a un área específica, por ejemplo, una zona tranquila con árboles (los olores que impregnarán el árbol le estimularán en las siguientes salidas).  No le obligues a hacer “sus cosas” en el jardín si vives en un chalet. De hecho, “sus cosas” son proporcionales al tamaño del perro. Las necesidades del cachorro no te molestarán en ese momento pero verás las cosas con otros ojos cuando tu pequeña bola de pelo pese 40 kg.

Una vez que haya hecho sus necesidades, y sólo en este caso, amplia la zona de paseo. El cachorro debe entender que caminará si primero hace caca. De lo contrario, puede tardar horas en hacerlo.

Recompensa al perro para que sienta tu “gran alegría”.

Enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en la cuneta

Es importante no descuidar este aprendizaje. Los excrementos en el suelo son tan desagradables para los transeúntes como lo son para ti los que puedas encontrar en tu alfombra.

La forma más sencilla de enseñarle es que le acompañes por la acera. Tan pronto como el animal se ponga en posición tira suavemente de la correa para evitar que lo haga en la acera.

Cuando lo haga en el sitio adecuado recógelo en una bolsa y deposítalo en un cubo de basura.

Cómo entrenar a tu perro para ir al baño en la noche

Como educar a un perro para ir al bañoHay un truco muy eficaz para la noche: dos horas después de ponerle en su cajón de cachorro, le levantas para que haga sus necesidades. Cuando termine de hacerlas, le felicitas y recompensas con una golosina para cachorros y esperas 10 minutos antes de devolverle a su sitio.

A continuación, harás lo mismo dos horas más tarde.

Durante la noche alarga el tiempo a 2 y 1/2 horas o 3 horas y luego continúa a 4 horas. Así sucesivamente hasta que se acostumbre a no hacerlo por la noche.

¿Cómo debes actuar si tu perro se hace pis en la casa durante tu ausencia?

La corrección no es posible. Sólo se permite la recompensa.

Muchas personas se sienten evidentemente molestas al volver a casa y ver el apartamento sucio. A veces se enojan y castigan al perro. O bien, sabiendo que no le pueden castigar, aprietan los dientes, cierran los puños y caminan rígidamente lanzando, llenas de enojo, miradas al perro que se esconde en una esquina o detrás de una silla. El lenguaje corporal de la ira traiciona a su educador y el perro adopta posturas de sumisión para ser sometido a un castigo.

Te puede interesar:  Beneficios de tener una mascota para la salud mental y física

Si el perro salió hasta que vació su vejiga e intestino. Si tuvo la oportunidad de ejercitar sus músculos, caminar y correr y, a pesar de todo, sigue haciéndolo en casa, lo mejor es consultar a un veterinario para determinar si el perro sufre una enfermedad física (riñón, hígado, diabetes…) o siente ansiedad.

15 reglas para rápidamente entrenar a un perro para ir al baño

  1. La iniciación a la limpieza puede empezar desde las 7 semanas de edad (pero ten en cuenta que la edad legal de venta del animal es de 8 semanas).
  2. Enséñale desde la llegada del cachorro a casa.
  3. Usa alimentos de calidad. No todos los alimentos tienen la misma digestión y el cachorro no necesariamente hará su deposición en el horario previsto si le cambias de alimento con frecuencia. El perro no tiene el mismo sistema digestivo que los seres humanos.
  4. No le des demasiado de comer. La proporción de la comida dependerá de la actividad de tu perro.
  5. Actúa siempre con paciencia y afecto.
  6. Limita el espacio. Lo mejor es instalar al cachorro en un pequeño espacio para controlar sus deposiciones.
  7. Determina con precisión dónde eliminó tu cachorro y protege ese rincón de la habitación con unas cuantas hojas de papel de periódico. Los periódicos son sólo para proteger la zona. No le digas que debe hacerlo allí. El objetivo es que elimine en el exterior. Cuando haga su deposición recompénsale con caricias y golosinas diciendo “este es mi perro” u otros incentivos.
  8. Enfócate hacia la recompensa y no hacia el castigo. No hay necesidad de castigar al cachorro por la necesidad que ha sentido. Recoge lo que ha manchado sin que el cachorro esté cerca. No seas tacaño en recompensas y caricias cuando haga fuera de la casa sus necesidades.
  9. Si sorprendes a tu cachorro haciendo algo mal, llévale donde tiene que hacerlo.
  10. Lleva al cachorro a hacer su deposición después de las comidas, el descanso y el juego. El cachorro tiene una vejiga pequeña y necesita orinar cada dos horas.
  11. Trabaja con un calendario preciso: aliméntale a la misma hora y llévale a la calle a la misma hora.
  12. No quieras que el animal aguante más de 6 horas (ten en cuenta su edad).
  13. No sea tacaño en recompensas y caricias cuando el animal haga sus necesidades fuera de la casa.
  14. No castigues al cachorro cuando llegues a casa y encuentres que ha orinado o defecado (no lo entendería). Se debe reñir al cachorro en el acto.
  15. No coloques en la boca del cachorro su orina porque no lo va a entender e, incluso, puedes provocar el efecto contrario y retardar su aprendizaje.

Entrenar un perro para ir al baño: resumen

Qué hacer

  • Enséñale lo más rápido posible a hacer sus necesidades fuera de la casa.
  • Intenta que lo haga después de cada comida, siesta y juegos.
  • Dale su comida a horas fijas.
  • Recompénsale cuando lo haga bien.
  • Enséñale a hacerlo siempre en el mismo lugar.

Qué no hacer

  • Llevarle a un área grande.
  • Hacerlo en el balcón o jardín.
  • Castigarle o colocárselo en la nariz.
  • Limpiar delante de él.

Para ir más lejos, les recomendamos de mirar esas videos gratis de educación canina.

Educación canina

Descargar

¿Estás cansado o desesperado por el mal comportamiento de tu perro? Descarga gratis 3 videos de educación canina.

[Total:5    Promedio:3.8/5]

Artículos relacionados:

Add Comment