Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El parto de la perra: ¿qué hacer o cómo ayudar antes, durante y después?

El parto de la perraTener una perra como mascota implica adquirir una gran responsabilidad: hay que alimentarla, bañarla, llevarla al veterinario, y darla mucho cariño y atención. Sin duda alguna, es una labor que requiere mucha dedicación y amor.

Cuando son adultas, las mascotas hembras entran en una etapa en la que pueden quedar embarazadas.

Por si nos vemos en la necesidad de asistirlas, para que todo salga bien y las crías puedan sobrevivir, vamos a ver cómo deberíamos actuar.

Consejos para el parto de nuestra perra

El momento del parto es diferente en cada especie. En este caso, veremos qué tendríamos que hacer en el momento del parto si nuestra mascota fuera una perra.

Si bien son muchas las personas que tienen como mascota a una perra, algunas no se percatan de que ha quedado embarazada. Por lo general, lo notan cuando el embarazo ya está avanzado y su barriga ha crecido (el periodo de gestación de una perra dura alrededor de 60 días).

Durante el embarazo o periodo de gestación de un perro, es importante llevarla al veterinario para que nos informe sobre los cambios que va a sufrir, el número de crías que va a tener, etc.

Cambios que ocurren

Notaremos algunos cambios que nos ayudaran a identificar el estado de gestación de nuestra perra. Entre ellos tenemos:

  • Perderá el interés por los juegos y estará mucho más tranquila.
  • Dormirá mucho más.
  • Será más cariñosa de lo normal.
  • Disminuirá su apetito.
  • Evitará a otros perros.

La preparación para la llegada de los cachorros

Cuando se acerque el parto (suele durar entre 2 y 12 horas aunque puede prolongarse), nuestra perra se instalará en el lugar de la casa en el que se sienta  más segura. Estaremos atentos para, aproximadamente dos semanas antes de la fecha prevista, colocarla en el lugar que elija una caja con sabanas limpias, sus juguetes y lo que creamos necesario para que se encuentre cómoda.

Te puede interesar:  ¿Cuál es la mejor alimentación para un perro?

Cuando esté cerca el momento del parto, notaremos que nuestra perra pierde el apetito y se encuentra más inquieta de lo normal. Por lo general, las perras antes de dar a luz escarban repetidas veces encima de su cama. Esta conducta es normal.

Llegado el momento, notaremos que nuestra perra se tumba de lado y su respiración se agita. En cuanto salga el primer cachorro, los demás le seguirán con diferentes intervalos de tiempo (entre 15 o 30 min aproximadamente), ten a mano unas toallas limpias y unas tijeras por si surge alguna complicación.

Durante el parto, deberemos estar atentos a  dos aspectos:

  1. La perra lamerá a sus cachorros para estimular su respiración y limpiarlos a medida que vayan naciendo. En el caso que durante los tres primeros minutos no lo haga, seremos nosotros los que retiraremos la membrana que lo envuelve y secaremos su cuerpecito a contrapelo con un paño limpio (ese movimiento le ayudará a comenzar a respirar). Limpia, también, con tu dedo meñique el interior de su boca y nariz. Frota su cuerpo con una toalla para facilitar que llore y expulse los fluidos que pueda haberse tragado. A continuación, colócalo al lado de su madre.
  2. Los perritos nacerán cada treinta minutos, aproximadamente. Si ves que no nacen y sabes que aún no han nacidos todos, llama al veterinario. Si después de que han nacido todos, la perra sigue teniendo contracciones, llama, también, al veterinario.
  3. La perra se encargará de cortar el cordón umbilical de sus cachorros con los dientes. De no hacerlo, lo haremos nosotros: haz un nudo fuerte con hilo a unos 3 cm. del cuerpo del perrito. Haz otro nudo 1 cm. después del primero, y con una tijera limpia corta entre los dos. Ten en cuenta que cortar el cordón demasiado cerca del cuerpo del cachorro puede ser peligroso para él, y que si el cordón queda demasiado largo podría masticarlo la madre.
  4. Consigue el teléfono de urgencias de tu veterinario para comunicarte con él y, si surgen complicaciones, llámale para que acuda al lugar. Ten preparado un medio de transporte por si fuera necesario que llevaras a la perrita al veterinario.
  5. Si en algún momento fuera necesario separar a los cachorros de su mamá, mantenlos calientes con una bolsa térmica.
  6. Cuando el parto haya acabado, vigila si la perra acepta y alimenta a todos sus cachorros por igual.
  7. Alimenta a la madre con buenos nutrientes para que se mantenga fuerte y pueda alimentar a sus bebés de la manera más sana.
Te puede interesar:  Cómo adiestrar a un perro a no ladrar cuando se toca la puerta

Algo que debes saber

Durante la última semana de gestación, las madres están inquietas y se retiran a un lugar tranquilo. Debes saber que entre las 12 y 24 horas anteriores al parto, se producirá en la futura madre una bajada de su temperatura corporal (pasará de 38,5 a 37 grados C).

Estarás en todo momento atento al proceso del parto para percatarte de cualquier detalle que pueda surgir.

Por si surge algún tipo de complicación durante el parto o tienes dudas, es muy importante que tengas a mano el teléfono del veterinario (acudirá o te indicará cómo debes actuar).

La gestación de las perras debe ser bien meditada porque muchas veces da lugar al abandono de sus cachorros.

Ninguna hembra va a ser más equilibrada o se desarrollará mejor por ser madre. Es una creencia antigua y nada acertada.

[Total:1    Promedio:5/5]

Artículos relacionados:

Add Comment